domingo, 16 de enero de 2011

Trasplante de Riñon



El trasplante de riñon suele ser normalmente clasificado como de donante cadavérico o bien de donante vivo. Como los medicamentos utilizados para prevenir el rechazo suelen ser muy efectivos, los donantes no necesitan ser genéticamente similares al receptor.

La técnica de trasplante dura aproximadamente 3 horas. El riñón donado se colocara en el bajo abdomen, conectándose los vasos sanguíneos del nuevo riñón con las arterias y venas del cuerpo que lo recibe. Una vez que se realiza esto, la sangre fluye a través del riñón nuevamente. En la mayoría de los caso el riñón pronto comienza la producción de orina, que al ser estéril, no producirá ningún efecto sobre la operación. Finalmente se conecta el uréter del nuevo riñon con la vejiga receptora.

Si se presentan dificultades, se procede a la administración de medicamentos para favorecer a la producción de orina por parte del nuevo riñon.

Debemos tener en cuenta que el paciente deberá tomar ciertos medicamentos como pueden ser prednisona, tacrolimus,… durante toda su vida, ya que están diseñadas para evitar el rechazo del nuevo órgano, suprimiendo el sistema inmune. En caso de que se produzca el fenómeno del rechazo, esto no significa que se pierda el órgano, sino que puede significar la necesidad de tratamiento adicional.








Post-Trasplante: 


Algunos de los problemas que se pueden dar tras la operación son:
      
- Rechazo del órgano recibido. 
- Infeccion y sepsis debido a los inmunosupresores. 
- Linfoma 
- Desequilibrio de los electrolitos 
- Efectos secundarios de los medicamentos (inflamación, obesidad, ulceración,…).


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada